top of page
  • Writer's pictureJaime González Gasque

Pagos digitales: un vistazo al futuro​

En un mundo que cambia constantemente, la industria Fintech continúa siendo un motor


de innovación y disrupción. A medida que nos adentramos en el año 2024, podemos anticipar algunas tendencias que moldearán la forma en que interactuamos con el dinero y los servicios financieros:


1. Medios de pago digitales en constante evolución

La transformación digital de los medios de pago no muestra signos de desaceleración. Veremos avances continuos en la forma en que pagamos por bienes y servicios. Las stablecoins respaldadas por activos reales se convertirán en una opción confiable para aquellos que buscan la estabilidad en medio de la volatilidad de las criptomonedas tradicionales, brindando a los consumidores opciones flexibles y seguras para realizar transacciones. La adopción de CBDCs (Central Bank Digital Currencies) se acelerará en varios países, permitiendo pagos más rápidos y eficientes respaldados por bancos centrales.


2. Pagos digitales en Smart Cities

Los proyectos de ciudades inteligentes (Smart Cities) están adoptando cada vez más y mejores tecnologías de pago para simplificar la vida de sus residentes, como la expansión de sistemas de peaje electrónicos y la integración de pagos digitales en el transporte público y otros servicios municipales. Esto permitirá a los ciudadanos pagar peajes, estacionamientos, boletos de transporte y otros servicios con facilidad a través de aplicaciones móviles y tarjetas digitales, lo que reducirá la congestión del tráfico y mejorará la eficiencia urbana. Ejemplificando esto, Singapur ha implementado con éxito un sistema de peajes digitales altamente eficiente que utiliza reconocimiento de matrículas y pagos electrónicos. En ciudades como Londres y Río de Janeiro, los pagos digitales para el transporte público son la norma, lo que ha llevado a una reducción significativa en la congestión y la emisión de carbono.


3. Inteligencia artificial para una experiencia de usuario personalizada y segura

La inteligencia artificial seguirá siendo un pilar fundamental en la industria Fintech en 2024. Las empresas utilizarán IA para personalizar aún más la experiencia del usuario, ofreciendo recomendaciones financieras precisas y personalizadas, basadas en el comportamiento y las necesidades individuales. Según un informe de Salesforce, el 57% de los consumidores están dispuestos a compartir datos personales con empresas que utilizan sus datos para personalizar su experiencia.


Además, es importante que la tecnología de pagos esté equipada con medidas de seguridad avanzadas, como la autenticación de dos factores y la encriptación de datos. Esto aumenta la confianza de los clientes respecto de la información entregada en un proceso de compra, lo que puede llevar a un aumento en las ventas en línea. Nosotros trabajamos con el mayor nivel de seguridad, somos una compañía certificada PCI-DSS en la categoría más alta desde el año 2009 y 3DS EMVCo Provider para ofrecer 3D secure y network tokenization en nuestro productos.


4. Pagos sin contacto: la biometría en alza


Los métodos de pago sin contacto se terminarán de consolidar. La autenticación biométrica, como el uso de la huella digital y el reconocimiento facial, se generalizará en las transacciones diarias. Esto no solo aumentará la comodidad para los consumidores, sino que también mejorará la seguridad al eliminar la necesidad de contraseñas y PINs. Los dispositivos móviles y las tarjetas de pago compatibles con estas tecnologías serán ampliamente adoptados, y la autenticación biométrica se utilizará para todo, desde compras en línea hasta retiros en cajeros automáticos.


En resumen, el 2024 será un año emocionante para la industria Fintech. Estas tendencias están destinadas a cambiar la forma en que interactuamos con el dinero y los servicios financieros, brindando mayor comodidad y seguridad a los consumidores de todo el mundo.


El panorama de los pagos digitales está en constante cambio y, para 2024, se espera que esta tendencia conduzca a entornos de pago más seguros y mejores. Un informe de PwC, Payments 2025 & Beyond, predice que los pagos digitales se triplicarán a nivel global en 2030, alcanzando más de tres mil millones de transacciones, con un hito intermedio en 2025 de 1,8 millones de transacciones y un crecimiento del 82% respecto a años anteriores. Esto sitúa a 2024 como un año de transición crucial en el que se espera un aumento de las operaciones y la necesidad de centrarse en la ciberseguridad, minimizar la fricción en las transacciones y reforzar las aplicaciones de pago es primordial.


Empresas de diversos sectores están incursionando en el ecosistema financiero digital, aunque aún necesitan entender mejor los procesos y adaptarlos a sus modelos de negocio. En América Latina, los patrones de uso de efectivo varían: algunos países como Argentina favorecen las transacciones digitales y otros, como México, donde el efectivo sigue siendo predominante. En 2023, la ciberseguridad se ha convertido en una prioridad para las empresas, con el desafío de desarrollar plataformas seguras y prevenir ataques, incluidos los que utilizan ingeniería social, al tiempo que se busca mejorar la experiencia del usuario reduciendo la complejidad y el tiempo de las transacciones digitales.


Evolución de los pagos digitales: una visión global


En la era digital actual, los métodos de pago están evolucionando rápidamente y las empresas ingresan activamente al mundo de los pagos digitales. El panorama de pagos en América Latina muestra una diversidad interesante, con desafíos y oportunidades únicos. La ciberseguridad, la experiencia del usuario, la consolidación de las plataformas de pago y los pagos transfronterizos son temas clave que darán forma al futuro de los pagos digitales hacia 2024 y más allá. Los métodos y características de pago están experimentando una transformación visible en Colombia e internacionalmente. Se espera que los pagos digitales se tripliquen a nivel mundial para 2030, y que las transacciones electrónicas crezcan un 82 % entre 2020 y 2025. Las empresas están adoptando soluciones de pago digitales, siendo la seguridad de los medios de pago y los avances regulatorios las principales preocupaciones.


El camino hacia 2024: un año de transición


Según el informe de PwC, Payments 2025 & Beyond, se espera que los pagos digitales se tripliquen en todo el mundo para 2030, superando los tres mil millones de operaciones, con un crecimiento del 82 % en 2025. 2024 se considera un año de transición en el que las cifras seguirán aumentando, lo que requiere un enfoque sobre ciberseguridad, minimización de fricciones y fortalecimiento de aplicaciones de pago. Empresas de diversos sectores están ingresando al ecosistema de pagos financieros digitales, enfrentando desafíos en términos de adaptación y ciberseguridad. Se espera una disminución en la cantidad de billeteras digitales instaladas en los dispositivos de los usuarios, lo que pone de relieve la necesidad de acelerar los pagos transfronterizos.


Una mirada a América Latina: patrones de pago variados


América Latina tiene diferentes panoramas en materia de pagos: Argentina prefiere las transacciones digitales y México prefiere el dinero físico. Ejecutivos de empresas fintech y medios de pago revelaron que 2023 fue un año de fuerte avance en la digitalización de pagos en Argentina, con un crecimiento exponencial en el uso de QR en puntos de venta y en transferencias de pagos. Este crecimiento no afectó a los métodos de pago tradicionales. Se destacó el crecimiento de los pagos digitales y las billeteras, con un aumento del 200% en los últimos tres años. Se mencionaron conceptos como interoperabilidad, banca abierta y QR interoperable, destacando la predilección del público argentino por adoptar nuevas tecnologías que generen beneficios en reducción de tiempos, mejores experiencias o mayor seguridad.

Por Valeria Rodriguez, Directora de Lyra Argentina

2 views0 comments

Comentarios


bottom of page