top of page
  • Writer's pictureJaime González Gasque

La industria de pagos en 2024


El sector de pagos está en constante evolución como resultado de avances técnicos, cambios en los gustos de los clientes y factores económicos globales. El panorama de los métodos de pago está cambiando y seguirá haciéndolo en 2024, gracias al auge de las billeteras digitales y las discusiones en curso sobre las criptomonedas.


La revolución en los pagos digitales:

Los pagos digitales han ido ganando popularidad de manera constante durante algunos años, pero la pandemia de COVID-19 aceleró su adopción generalizada. Con los confinamientos y las medidas de distanciamiento social vigentes, los consumidores buscaron seguridad y comodidad en los pagos en línea y sin contacto. Ha aumentado el uso de aplicaciones de pago móvil, billeteras digitales y redes de pago entre pares (P2P).


Transacciones sin contacto:

Los pagos sin contacto, posibles gracias a tecnologías como la comunicación de campo cercano (NFC), han ganado popularidad. Los clientes ahora pueden pagar rápida y fácilmente acercando sus tarjetas o teléfonos inteligentes a las terminales de pago. A medida que más tiendas actualicen sus sistemas de punto de venta para permitir pagos sin contacto, se prevé que la tendencia continúe.


La función de las criptomonedas:

Las criptomonedas, en particular Bitcoin, han recibido mucha atención como método de pago alternativo. Si bien las criptomonedas aún no se utilizan ampliamente, sí brindan beneficios como transacciones sin fronteras, tarifas más bajas y la promesa de inclusión financiera. Para predecir el papel futuro de las criptomonedas, el sector de pagos está siguiendo de cerca los cambios regulatorios y la adopción por parte de los consumidores.


Más allá de las transacciones: creación de valor en la dinámica A2A

CBDC (monedas digitales del banco central):

Los bancos centrales de todo el mundo están investigando la posibilidad de crear sus propias monedas digitales, conocidas como Monedas Digitales de Bancos Centrales (CBDC). Estas monedas digitales podrían existir junto con el efectivo real y actuar como una versión digital de la moneda fiduciaria de un país. Las CBDC tienen la capacidad de alterar el sector de pagos al ofrecer más seguridad y supervisión gubernamental.


Pagos realizados a través de fronteras:

Los pagos transfronterizos siempre se han caracterizado por su lentitud y sus elevados costes. Por otro lado, las empresas de tecnología financiera y la tecnología blockchain están alterando el status quo. Se están desarrollando innovaciones basadas en blockchain para permitir transacciones internacionales más rápidas y rentables, transformando potencialmente el comercio y las remesas globales.


Autenticación vía biométrica:

En el negocio de los pagos, los métodos de verificación biométrica, como las huellas dactilares y el reconocimiento facial, están ganando popularidad. Estas tecnologías brindan mayor seguridad y procesos de pago más rápidos, lo que reduce el fraude y hace que los pagos sean más convenientes para los consumidores.


Análisis de datos mejorado:

Comprender el comportamiento y las preferencias de los consumidores depende en gran medida del análisis de datos. Las empresas de pagos están capitalizando la capacidad del big data para brindar experiencias personalizadas, marketing dirigido y una sólida detección de fraude. Se espera que este enfoque basado en datos sea cada vez más importante para el éxito del sector.


Pagos que están integrados:

Los canales de pago tradicionales ya no son la única forma de realizar pagos. Los consumidores pueden realizar transacciones sin esfuerzo dentro de otras aplicaciones y plataformas gracias al concepto de pagos integrados. Esta tendencia combina los servicios financieros con otras industrias como el comercio electrónico y las redes sociales.


Compre ahora, pague después (BNPL) está en aumento:

Los servicios Compre ahora, pague después (BNPL) están ganando popularidad, especialmente entre los consumidores más jóvenes. Estos servicios permiten a los clientes realizar compras y alargar los pagos a lo largo del tiempo, generalmente sin incurrir en intereses. Los proveedores de BNPL están colaborando con los comerciantes para ofrecer opciones de pago flexibles que desafíen los modelos de tarjetas de crédito establecidos.


Cambios regulatorios:

La industria de pagos se rige por un complicado conjunto de reglas que van desde leyes contra el lavado de dinero (AML) hasta leyes de protección de datos. El cumplimiento de estas normas es fundamental y, a medida que el sector evoluciona, pueden surgir nuevas restricciones. Las organizaciones reguladoras siguen de cerca los cambios para garantizar que la industria siga siendo segura y transparente.


Inclusión en Finanzas:

Los esfuerzos de inclusión financiera están alterando el ecosistema de pagos. Las billeteras digitales y las aplicaciones de banca móvil están acercando servicios financieros a grupos desfavorecidos de todo el mundo. Esta tendencia intenta superar la brecha de empoderamiento financiero entre los bancarizados y los no bancarizados.


Sostenibilidad de pagos:

Las preocupaciones medioambientales son cada vez más frecuentes en todos los negocios, incluidos los pagos. Las transacciones neutras en carbono y las tarjetas de pago ecológicas se están desarrollando como opciones de pago sostenibles. Las empresas de pagos están buscando métodos para reducir su impacto de carbono y promover actividades respetuosas con el medio ambiente.


Cómo los datos están en el centro de estas transformaciones:

A medida que nos acercamos al año 2024, la industria de pagos está experimentando una transformación significativa impulsada por diversas tendencias globales. Estas tendencias están dando forma al panorama de las redes y los procesadores de pagos, y están preparadas para influir en la forma en que se mueve el dinero en los próximos años.

Una tendencia destacada en la industria de pagos es la consolidación de procesadores. Estados Unidos ha liderado la carga en la construcción de escala nacional, con adquisiciones importantes como la compra de TSYS por parte de Global Payments, la adquisición de FirstData por parte de Fiserv y la adquisición de Worldpay por parte de FIS en 2019. Esta tendencia de consolidación está creando gigantes en la industria con la capacidad de ofrecer servicios más diversos y eficientes.


Sin embargo, se puede observar una tendencia contrastante en los mercados asiáticos de rápido crecimiento, donde la innovación está prosperando. Alipay y WeChat Pay de China han introducido el concepto de "superaplicaciones" como plataformas de pago, cambiando la forma en que las personas realizan pagos.

Los gobiernos de varios países también están reconociendo la importancia estratégica de la infraestructura de pagos, y algunos están desarrollando sus sistemas como parte de políticas industriales para controlar los flujos de dinero y las plataformas digitales. Esto ha dado lugar a métodos de pago nacionales como TROY en Turquía, Mir en Rusia y los sistemas Elo y PIX de Brasil.


El sector de pagos se está convirtiendo cada vez más en un catalizador del crecimiento económico, ayudando a las economías en transición hacia sistemas financieros digitales e inclusivos. En África y otras regiones en desarrollo, los pagos están creciendo a un ritmo que supera el promedio mundial, lo que permite a millones de personas no bancarizadas acceder a bienes y servicios sin efectivo.


Los datos están en el centro de estas transformaciones, y los pagos generan una parte importante de los valiosos datos de los clientes de los bancos. Estos datos son a la vez una fuente de nuevas fuentes de ingresos y un riesgo potencial con respecto a la privacidad de los datos. Como resultado, la privacidad de los datos y la ciberseguridad son las principales preocupaciones de la industria.


Conclusión: pagos en el futuro

El sector de pagos está experimentando un cambio significativo impulsado por los avances tecnológicos, la demanda de los consumidores y los cambios regulatorios. Es probable que una mayor digitalización, mayor comodidad, mayor seguridad y una gama más amplia de métodos de pago caractericen el futuro de los pagos.


A medida que la industria crezca, tanto las instituciones financieras tradicionales como los empresarios de tecnología financiera desempeñarán papeles fundamentales a la hora de determinar cómo realizamos las transacciones de bienes y servicios. La adaptabilidad a estos cambios, así como la capacidad de desarrollar soluciones innovadoras, serán fundamentales para el éxito en el volátil mundo de los pagos.


por Pedro Ferreira

3 views0 comments

コメント


bottom of page