top of page
  • Writer's pictureJaime González Gasque

El futuro prometedor de los pagos digitales para América Latina y el Caribe


A lo largo de mis más de dos décadas de trabajar en Visa, nunca he visto una adopción tan acelerada de nuevas tecnologías de pago por parte de los consumidores, empresas e instituciones financieras en América Latina y el Caribe (ALC). Hemos alcanzado niveles inéditos de crecimiento en la penetración de nuestras tecnologías de pago más populares gracias al creciente deseo de conveniencia, inmediatez y tranquilidad por parte de nuestros consumidores a la hora de pagar bienes o servicios, así como el deseo de las empresas de obtener los beneficios de recibir pagos digitales.


Los ejemplos son claros: los consumidores están usando cada vez más los pagos sin contacto cada vez más, las micro y pequeñas empresas usan sus smartphones para recibir pagos digitales, la inclusión financiera y digital está creciendo junto con la adopción de pagos digitales en el transporte urbano, el comercio electrónico sigue teniendo un crecimiento constante, la seguridad sigue creciendo con el auge de las tecnologías de token, y es cada vez más frecuente que los consumidores transfieran fondos entre si con tecnologías digitales.


Si profundizamos un poco más en este momento significativo, lo que nos ayudó muchísimo a lograr estos resultados es nuestro énfasis continuo en comprender las necesidades y prioridades de los consumidores, y la gran focalización en solucionar las necesidades particulares de nuestros clientes en diferentes mercados, trabajando de manera muy cercana con nuestros socios de la industria e instituciones financieras para llevar todas estas tecnologías al mercado. Estos dos elementos fundamentales nos han permitido acelerar la transformación digital de todo el ecosistema de pagos y coinciden al 100% con las reflexiones que clientes de ALC han compartido recientemente conmigo y con colegas de otras regiones del mundo.


El camino es claro y su ritmo sigue siendo rápido. Veamos por ejemplo la funcionalidad Tap to Pay (pagos sin contacto), donde Visa ha sido uno de los principales impulsores de la implementación de esta tecnología en todo el mundo. Hace muy poco llegamos al 50% de penetración de transacciones sin contacto en ALC, en tan solo cuatro años desde que empezamos a implementar la tecnología. Esto significa que en toda la región, más de la mitad de las transacciones Visa que se realizan en persona son sin contacto. En la mayoría de los mercados clave la penetración es incluso mucho mayor. También hemos visto un crecimiento saludable en otras métricas en la región, incluido un crecimiento del 69% en transacciones sin contacto al mes de diciembre del 2022, en comparación con diciembre del 2021.


Lo que estamos viendo aquí es que una vez que los consumidores prueban la tecnología de pagos sin contacto por primera vez para sus mandados cotidianos, no hay vuelta atrás. La tecnología les encanta porque es rápida, segura y conveniente. Los consumidores solo tienen que acercar su tarjeta sin contacto, teléfono celular o dispositivo ponible a una terminal de pago para pagar sus compras en cuestión de segundos. Y lo mismo está sucediendo en el segmento del transporte público con Tap to Ride (uso de tecnología sin contacto en el transporte público).


Hemos visto un crecimiento impresionante en los últimos años con la tecnología Tap to Ride, que funciona con la tarjeta sin contacto, teléfono celular o dispositivo ponible que se acerca a una máquina de pago antes de subir a un autobús, metro o cualquier otro sistema de transporte donde se ofrezca esta nueva tecnología. Hace poco superamos el hito de mil millones de transacciones en sistemas de transporte público alrededor del mundo durante el año fiscal 2022. Nuestras transacciones de movilidad urbana en ALC también han crecido 75 veces desde diciembre del 2019. Hemos lanzado 22 proyectos de movilidad urbana en 10 ciudades y 7 países para autobuses públicos, sistemas de metro y peajes, y este año lanzaremos muchos más. Esto es emocionante, particularmente en ALC donde el segmento de transporte tiene un papel clave para impulsar la inclusión digital y financiera.


En la misma línea, tenemos Tap to Phone, una solución con la que las pequeñas empresas pueden simplemente descargar una aplicación en sus smartphones, que los convierte instantáneamente en terminales sin contacto para aceptar pagos fácilmente. También estamos a la vanguardia de acelerar esta implementación con más proyectos en desarrollo en ALC y en otras partes del mundo. Junto con nuestros socios, hemos logrado habilitar más de 250.000 teléfonos móviles como terminales y afiliar a más de 25.000 negocios en Brasil, Costa Rica, Guatemala, Perú y, muy recientemente, Colombia.


Otra área crucial en la que se está viendo un crecimiento acelerado en la región es el comercio electrónico, donde hemos hecho un gran avance en habilitar digitalmente más de 40 millones de micro y pequeñas empresas de todo el mundo para fines del año fiscal 2022 con una variedad de plataformas y herramientas digitales para ayudarles a empezar a vender en línea. Cybersource, una solución de Visa para acelerar el comercio en línea seguro, también ha desempeñado un papel clave en reunir miles de adquirentes y comercios de la región para aceptar pagos digitales en el espacio del comercio electrónico, a la vez que gestiona de manera eficaz la detección de fraudes, lo que da lugar a una mayor satisfacción del consumidor y más ventas en línea.


Pero con todos estos avances viene una creciente obligación de proteger las transacciones digitales. Lo que estamos viendo ahora es una adopción acelerada de tokens en la región, y esperamos que esto tenga un impacto muy positivo en nuestros emisores y comercios en términos de fraude. Con la tecnología de tokens de Visa, la data de las transacciones se protege reemplazando la información sensible del tarjetahabiente por un token o identificador digital único que puede implantarse de forma segura en diferentes dispositivos o almacenarse en la nube. De hecho, para fines de septiembre del 2022, más del 90% de las credenciales de pago de Visa en ALC estaban preparadas para tokens, y recientemente superamos el hito histórico de emitir más de 4.000 millones de tokens en todo el mundo, superando la cantidad total de nuestras tarjetas físicas en circulación, algo que también es increíble.


También quiero destacar nuestro desempeño de crecimiento en el segmento de transferencia de dinero en tiempo real. Visa Direct, nuestra solución para enviar o recibir dinero casi al instante dentro o fuera del país entre personas (P2P, por sus siglas en inglés) o compañías (B2B) donde los programas están activos, creció en más del 35% para fines del año fiscal 2022, llegando a casi 6.000 millones de transacciones globales. En ALC seguimos liderando este espacio con programas de Visa Direct ya lanzados en 11 países al mes de diciembre del 2022, y si lo analizamos por país, tenemos más de 25 relaciones P2P domésticas y transfronterizas.


Todos estos resultados son increíbles y nos dan una idea de lo que se viene. Nuestra trayectoria de derribar barreras y conectar a más personas en la economía digital global está más viva que nunca. Esto también resalta un punto importante que es la responsabilidad que tenemos de seguir siendo pioneros en tecnologías de pago para ayudar a impulsar las nuevas innovaciones que creemos darán forma al futuro del movimiento de dinero, incluyendo mayor interoperabilidad, identidad digital, datos abiertos, comercio contextual, Web3, nuevos modelos como la economía de los creadores y el Metaverso.


Es por eso que el futuro es prometedor para América Latina y el Caribe. Con nuestro liderazgo e influencia en la industria tenemos una perspectiva única en cuanto a cómo están evolucionando los pagos, y esto nos inspira a seguir acelerando y escalando la adopción de tecnologías digitales más accesibles para ayudar a que todos prosperen e impulsar el poder del comercio digital para todos, en todas partes.


Por Eduardo Coello, presidente regional de Visa América Latina y el Caribe.



0 views0 comments

Comments


bottom of page