top of page
  • Writer's pictureJaime González Gasque

Digitalización de las remesas: un puente para impulsar la inclusión financiera en México


Todos los días escuchamos y leemos noticias sobre el impacto económico de las remesas que provienen de Estados Unidos a México; cifras históricas que cada trimestre superan las expectativas.


Solo por poner en perspectiva, de acuerdo al Banco de México, el monto acumulado de los ingresos por remesas de enero a mayo del 2023 fue de $24,667 millones de dólares, cifra que incrementó un 10.3% anual en comparación al año pasado en el mismo periodo.


Sin embargo, pocas veces nos detenemos a pensar que si bien los números son sumamente importantes, detrás de cada remesa hay una historia de vida, una familia que trabaja día con día para salir adelante.


Es aquí donde debemos hacer hincapié en que las remesas deben verse, no sólo como una vía para que las personas cubran sus necesidades esenciales, sino también para que los distintos entes que conforman la sociedad como gobierno, iniciativa privada, sociedad civil, impulsen políticas y estrategias que permitan desarrollar la inclusión financiera de todas las personas a través a las remesas.

Las remesas son un motor para la inclusión financiera


Una de las claves para poder detonar la inclusión financiera en las comunidades es a través de la digitalización de las remesas, que se refiere al uso de tecnología para facilitar y agilizar el proceso de transferencia de dinero de los migrantes a sus familias en México.


El cambio tecnológico exponencial que se ha experimentado en los últimos años así como la crisis sanitaria por el covid-19 han acelerado el proceso de pagos digitales a nivel internacional.


De acuerdo al Global Findex 2021 del Banco Mundial, hace una década, solo un 42% de las personas en los países en desarrollo poseían una cuenta, mientras que en la actualidad esa cifra se ha elevado al 71%.


Además, aproximadamente el 40% de las personas que realizaron pagos digitales desde su cuenta lo hicieron por primera vez al iniciar la pandemia.


Otros datos interesantes se muestran en la investigación “El dinero viaja: adopción de remesas digitales 2023” de Visa, donde se presentan los resultados de una encuesta realizada a más de 14,000 consumidores en 10 países, incluido México, y en la cual se destaca que el 66% de los destinatarios encuestados han utilizado aplicaciones digitales para recibir remesas.

El acceso a internet lo cambió todo


De acuerdo a la Encuesta Nacional sobre Disponibilidad y Uso de Tecnologías de la Información de los Hogares (ENDUTIH) 2021, del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) y eI Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), en el 2021 había 88.6 millones de personas usuarias de internet, lo que representó 75.6% de la población de seis años o más con una tasa de crecimiento del 4.1% en comparación con el año 2020.


Además, se contabilizaron 91.7 millones de personas que utilizan teléfonos móviles, lo que representa el 78.3% de la población estudiada.


La digitalización de las remesas está dejando una huella significativa en México y en todo el mundo.


Aunque nuestro país ha experimentado avances modestos en el acceso a la tecnología, este impulso debe servir como catalizador para que, como sociedad, unamos fuerzas en la creación de oportunidades y alternativas.


Es fundamental que las personas receptoras de remesas, especialmente aquellas pertenecientes a los sectores más vulnerables, puedan disfrutar de un acceso rápido, fácil y seguro a esta transformación digital, estimulando de esta manera la inclusión financiera.


Es así como podremos construir un México más fuerte y resiliente, donde las soluciones tecnológicas puedan ser un motor para la igualdad económica y el desarrollo sostenible.


Jesús Maldonado: CEO de Paisamex.

0 views

Kommentare


bottom of page